Total Pageviews

Sunday, February 1, 2015

CÓMO REZAR LA CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA!


CÓMO REZAR LA CORONILLA 
A LA DIVINA MISERICORDIA!...

1. Haga la señal de la Cruz. 

2. Recite la oración inicial . 

3. Recite el Padre Nuestro.

4. Recite el Ave María.

5. Recite el Credo de los Apóstoles. 

6. Recite el "Padre Eterno".

7. Recite diez veces "Por Su dolorosa Pasión" en las cuentas del Ave María.

8. Repita por cuatro decenas, recitando el "Padre Eterno" en la cuenta grande del "Padre Nuestro" y "Por Su dolorosa Pasión" en las cuentas pequeñas del "Ave María".

9. Al terminar las cinco decenas, en el medallón, recite la doxología tres veces ("Santo Dios..."). Recite la oración final (opcional).

(Con aprobación eclesiástica)



1. La señal de la Cruz:  En el nombre del , del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

2. Expiraste, Jesús, pero la fuente de vida brotó para las almas y el mar de misericordia se abrió para el mundo entero.
 Oh fuente de vida, insondable Misericordia Divina, abarca al mundo entero y derrámate sobre nosotros.
Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, como una Fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío.
 Jesús, en vos confío!

3. Padre Nuestro: Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea Tu nombre; venga a nosotros Tu reino; 
hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo. 
Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; 
no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

4. Ave María: Dios te salve María, llena eres de gracia, 
el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y
 bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre 
de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

5. Credo de los Apóstoles: Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, Su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

6. En las cuentas grandes del Padre Nuestro antes de cada decena: 
Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.

7. En las 10 cuentas pequeñas de cada decena: 
Por Su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

8. Repita el "Padre Eterno" y "Por Su dolorosa Pasión": (Números 6 y 7) Rece cuatro decenas más.

9. Después de cinco decenas,(tres veces): 
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero


Jesús, en vos confío
Jesús, en vos confío
Jesús, en vos confío

10. Oración final :
Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentamos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia Mismos.







Santa Faustina 
María Faustina (1905-1938), fue una religiosa Polaca  propagadora de la devoción a la Divina Misericordia, a través de ella  Jesús nuestro Señor, transmitió al mundo el gran mensaje de la Divina Misericordia.
En el transcurso de los años de la vida en el convento de Sor  María Faustina abundaron las gracias extraordinarias como: revelaciones, visiones, estigmas ocultos y de varias profecías. 

 El misterio de la Divina Misericordia es que Dios quiere que recibamos su infinita misericordia, Que la dejemos fluir a través de nosotros hacia los demás. Quiere que demos mas amor y perdón a nuestro prójimo , como Él nos lo da a nosotros.

Sor Faustina, fue declarada Santa por el Papa Juan Pablo II el 30 de abril del 2000, quien la consideró como la gran Apóstol de la Divina Misericordia en nuestros tiempos, cuyo mensaje es urgentemente necesario para el mundo de entero!.




La imagen de la Divina Misericordia.





La imagen de la Divina Misericordia retrata a Cristo que viene a nosotros desde el Cielo  con su misericordia inagotable.
Su origen se vincula con la visión que Sor Faustina tuvo , el 22 de febrero de 1931 y durante la cual Cristo le expresó su voluntad de que pintara tal imagen y que abajo le colocaran la siguiente inscripción: Jesús, en vos confío. 

La imagen presenta a Cristo resucitado con las señales de la crucifixión en las manos y en los pies.
 Le salen dos rayos: rojo y pálido. El rayo pálido simboliza el agua que justifica a las almas (el rayo del agua que indica el don del Espíritu Santo ), el rayo rojo simboliza la sangre que es la vida de las almas (el rayo rojo de la sangre de Cristo que murió y redentor de humanidad).
 Además un mensaje de esperanza en las palabras: Jesús, ¡confío en Ti.

Por indicación de Juan Pablo II, la fiesta de la Divina Misericordia, es el segundo domingo de Pascua. 
La denominación oficial de este día litúrgico será «segundo domingo de Pascua o de la Divina Misericordia».

El domingo de la Misericordia, todas las lecturas, a partir de la primera oración, nos dirigen a centrarse en el redentor de la "sangre", el lavamiento de los pecados en el "agua" y la importancia de confiar en Jesús.

Definitivamente, la imagen nos ha de recordar  la necesidad de confiar en Dios y de ejercer misericordia hacia nuestro prójimo , de la confianza con las palabras puestas en la parte de abajo de la imagen: Jesús, en vos confío. 

Esta imagen - dijo el Señor Jesús - ha de recordar las exigencias de mi misericordia, porque la fe sin obras, por fuerte que sea es inútil. 

Jesús le dijo a Sor Faustina que:  "A quienes recen esta coronilla, Me complazco en darles todo lo que Me pidan. A través de ella obtendrás todo, si lo que pides está de acuerdo con Mi voluntad".




La humanidad no encontrará la paz 
hasta que no se dirija con 
confianza a mi misericordia!



DIVINA MISERICORDIA concédenos la Gracia de vivir
siempre en tu compañía.



Cuida a nuestras familias, a nuestras Naciones y
 la Paz de el Mundo entero!.

Te pedimos por toda la humanidad sumérgenos en  el mar 
de tu Misericordia!
Amen!




No comments:

Post a Comment